Punch Bowl London

Rodeado de dorados y dinteles ceremoniosos una perla sencilla. Una nostalgia transformada en melancolía.
En plena zona de lujo, pero apartado, como los oasis de toda la vida. Unos cuadros que cierran coherentemente una historia estética.


Unos platos que demuestran que a la comida british por más que se le de una vuelta de tuerca moderna, sigue siendo comida british. El pub de Guy Ritchie. Muy pub, muy de toda la vida, muy auténtico.

¿Te ha gustado? Compártela entre tus amigos...
    0 comentarios