Objetos de los días que corren

1

Tenemos demasiadas cosas y nos olvidamos de valorar muchas de las que poseemos, existe overcomunicación pero estamos incomunicados y no valoramos lo esencial y nos perdemos en lo accesorio, en los detalles. Martí Guixé parte de principios absolutos y concienzudos y tiene estas historias más que claras y es que depura complicaciones y exalta sencilleces. Vive en Berlin, lejos de todo y crea maravillas que dan que pensar como un reloj donde no hay horas sino ilustraciones.

Y es que si podemos leer la hora en el ordenador o en el teléfono, los relojes de pared han pasado a ser meros accesorios, como muchas de las demasiadas cosas que tenemos. Así que si te apetece un rato de reflexión, pasea por su web (imperdible) y verás como, por ejemplo, considera de “sobrados” tirar las semillas de una manzana o un melocotón.


Compartir: facebook twitter meneame

¿Te ha gustado? Compártela entre tus amigos...
    0 comentarios