Calle Pez (Palentino vs Zombie)

3

Desde antes que Malasaña fuera lo que es, antes casi que fuera Malasaña (cuando el barrio era más conocido, como el Barrio Maravillas, ¡qué nombre más bonito!), antes que hubiera tantas tiendas de diseñadores y se tratará de buscarle un nombre al barrio (¿triballqué?) siempre fuimos unos enamorados de la Calle Pez.

Nos gusta girar la esquina y bajar la calle, mirando a izquierda y derecha, observando los nuevos detalles urbanos (una vez nos gustó un folio pegado en la pared que ponía “Tú”) y siempre, siempre, siempre, parar en el Palentino. Bar que nos gusta porque estás de pie, hay humo, te ponen patatas, tienen “quintillos”, hay gente que nos sonríe y siempre acabas hablando con alguien que conoce a alguien que conoce a alguien. Pues, ¡tachán!, esta vez, mientras bajábamos Calle Pez descubrimos Zombie (si que hace que no visitábamos Madrid! ¿Madrid quieres que vengamos más a grabar?) Y sólo al entrar vemos chicos que se mueven por Barcelona (de nuevo el mundo es un pequeño mundo) y que el lugar desprende luz (¡vaya ventanales!), espacio (¡y ya sabes, para que pasen cosas lo más necesario es que haya sitio!) y creatividad. Y al fondo, en retaguardia, un laboratorio para crear Zombiestudio, que crean más de una cosa que seguro te has topado con ella.

Y encima, para más inri, la lían, con fiestas semanales (¿aun son semanales?) donde seguro bailas, te hacen alguna foto y descubres un temazo (¡vaya noches de las que no se olvidan!). Así que ahora, en Calle Pez, tres paradas obligatorias: ver el escaparate de la zapatería de abuelitos que hace esquina, quintillos en el Palentino y dejar fluir la tarde/noche en Zombie, ¿nos vemos allá?


Compartir: facebook twitter meneame

¿Te ha gustado? Compártela entre tus amigos...
    0 comentarios

    Síguenos

          RSS Feed       Twitter       Facebook       Pinterest       Instagram

    Miss Kleckley del blog al E-commerce

    Miss Kleckley del blog al E-commerce

    Elige tu tema favorito

    Saboc Barcelona: Cocina de Temperatura

     Saboc Barcelona: Cocina de Temperatura